Fernando Vargas Quemba: Rectificación a Daniel Coronel

12 de mayo de 2013

 

SEÑOR DIRECTOR

ALEJANDRO SANTOS RUBINO

REVISTA SEMANA

Ciudad

Ref: Derecho de Petición -Rectificación de información. (6 fls)

Artículo 23 Constitución Nacional

FERNANDO ANTONIO VARGAS QUEMBA, ciudadano en ejercicio, abogado defensor de derechos humanos, identificado como parece al pie de mi firma, obrando en mi propio nombre y en mi condición de Presidente del Comité Nacional de Victimas de la Guerrilla – Vida, con base en el derecho de Petición y ejerciendo el derecho constitucional a la rectificación desarrollado por la jurisprudencia y en aras del derecho a la información veraz, titular del derecho subjetivo fundamental a que se informe con sometimiento a la verdad, comedidamente solicito al señor Director recurriendo a su profesionalismo, caballerosidad y talante, la rectificación en condiciones de equidad, es decir, también públicamente y con igual despliegue publicitario, a fin de restablecer el derecho vulnerado, de la nota titulada “La huella nazi” Por: Daniel Coronell, publicada el día de ayer sábado 11 de mayo de 2013, en la cual se cometen graves equivocaciones, manipulaciones y falsedades, que a manera de campaña difamatoria, se usan en mi contra y contra la ong, Comité Nacional de Victimas de la guerrilla, que represento, por las siguientes razones que dirijo en persona del responsable del escrito:

Bajo la respetable denominación de periodista se están agazapando amigos de la impunidad de las Farc

Señor Coronell: Dando respuesta a su columna del día de ayer 11 de mayo, entro a hacerle correcciones y precisiones necesarias, aclarando de paso que tomo su escrito desde la perspectiva más alta del debate sobre la vocería de las víctimas de la guerrilla, que usted pretende desconocerme, sin dejarme tentar por señalamientos personales que en el caso suyo han sido trillados por periodistas como Manuel Vicente Peña (QEPD), Pedro Juan Moreno (QEPD), Ricardo Puentes…

1.- El movimiento MORENA, surgido hace 25 años y cuya vida efímera no trascendió los dos meses, no nació del “narco-paramilitarismo”, como usted dice. La posición franca y pública en contra de las guerrillas creadas por el partido comunista y el derecho a que los colombianos defiendan su vida, sus familias y bienes, generó gran simpatía entre muchos sectores del país, entre quienes estaban las autodefensas campesinas, (las mismas que en aquel momento apoyaron abiertamente a su amigo el presidente Samper) y Enrique Santos Calderón, en su Contraescape “algunos las prefieren morenas”

2.- Señor Coronell, orgullosamente ejerzo mi profesión de abogado en la defensa de miembros del Ejército Nacional, injustamente procesados y victimas de ideologías izquierdistas y de fraudes de operadores judiciales que han sido denunciados y gozan de impunidad.

3.- Espero su respeto a mis creencias religiosas ceñidas a un catolicismo tradicional, como yo le he respetado las suyas.

4.- Ya que cita a Norbey Quevedo del Espectador, le sugiero que lea mi carta respuesta a la publicación que hace Ud. referencia y a la que le autorizo que la publique.

5.- Dice usted, de mala fe, que el símbolo de MORENA es un “crucifijo y un símbolo nazi: la cruz solar….” Le aclaro, como se hizo en la rueda prensa de aquel jueves 10 de agosto de 1989, cuyas grabaciones usted no menciona, que esa figura simbolizaba la Cruz de Cristo sobrepasando el globo terráqueo, o sea nuestra visión del cristianismo como valores fundamentales de la civilización. La cruz solar a que hace referencia, es una cruz dentro de un círculo usada en la época prehistórica de Europa y que cualquier dibujante le hará notar las diferencias.

6.- De muy mal gusto que usted haga leña de Armando Valenzuela ahora que está muerto y del que extrañamente no menciona ni su militancia en el Partido comunista, ni su posterior entusiasmo Chavista y sus vacaciones en Cuba. En los videos que enlaza de reuniones nazis hay bandera destacada del distrito de Bogotá, en tiempos del burgomaestre Mockus. Insinúa algo?

7.- Así como condeno el genocidio judío, debo enfáticamente aclararle que la historia ha determinado que los mayores genocidas son aquellos que abanderan la hoz y el martillo cuya ideología y crímenes masivos usted no condena y a cuyas millones de víctimas usted pretende invisibilidad.

8.- Le aclaro que el plantón frente a la cancillería fue realizado por varias organizaciones de víctimas de la guerrilla, al que no convocamos, ni asistieron, organizaciones nazis, como usted falsamente lo dice. Debió haber enviado a sus periodistas de Noticias Uno a cubrir el evento en lugar de haberlo ocultado para beneplácito de las Farc y el gobierno nacional.

9.- Sobre mi activismo y el Comité Nacional de víctimas de la guerrilla- Comité Vida, le refresco la memoria:

mi familia, junto con los liberales del Tolima y de las regiones del Sumapáz y Tequendama en Cundinamarca, fueron exterminados por el Partido comunista y sus guerrillas en los años 60,70 y 80. Desde mi abuelo, tíos, una parlamentaria, un juez, y sus niñas brutalmente asesinadas en masacres pavorosas, sobreviviendo a 9 tiros de fusil una primita de 7 años, quien quedó minusválida. En su concepto cuántos muertos mas debe poner mi familia para que usted tenga a bien reconocerme el derecho a llevar la vocería y defender los derechos humanos de la víctimas de la guerrilla?
Mire lo que, grosso modo, he hecho como vocero de las víctimas de la guerrilla que a usted tanto le molesta:

· El día 26 de Julio de 1991, inicia públicamente actividades el Comité VIDA, con la realización de una reunión de victimas en el Hotel Nueva Granada de Bogotá, durante la cual se da a conocer una carta abierta al Presidente Gaviria, firmada por más de 1.500 personas en donde reclamábamos justicia, indemnización o reparación a todos los crímenes de las guerrillas, evento publicado en primeras páginas de los periódicos nacionales. Yo lideré y Ud. no me desconoció.

· Inmediatamente, se llevan a cabo audiencias con Consejeros Presidenciales del Presidente Gaviria, como Jesús Bejarano y Rafael Pardo. Y usted no me desconoció.

· Desde entonces se llevan a cabo múltiples entrevistas y publicaciones de prensa en los más importantes diarios del país en donde yo, a nombre de las víctimas de la guerrilla, denunció crímenes, reclamó justicia y reparación. Puedo adjuntarle copias de ellas cuando lo requiera- Y Usted no me desconoció.

· Conmemorando el Infanticidio de Algeciras- Nov. 12/90-, institucionalizamos el Día Nacional de las Víctimas de la Guerrilla en 1991. Para tal efecto, se realizó una campaña por los medios de comunicación, se elaboraron afiches que se colocaron en Bogotá y Neiva y se celebró la primera misa en la Catedral de Bogotá, con un excelente despliegue en medios. Y Ud no me desconoció.

· Como consecuencia de lo anterior el Presidente de la República nos envió una carta, reconociendo nuestro activismo por las víctimas de la guerrilla. Y Ud no me desconoció.

· En los meses de noviembre y diciembre de 1991, se realizaron 5 programas de televisión con el título “La Paz también se hace con las Víctimas”. Y Ud no me desconoció.

· En Junio/92, iniciamos trabajos ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la O.E.A., presentando las primeras denuncias. Desde entonces he radicado en la sede de la entidad en Washington, informes de graves violaciones al Derecho Humanitario, cometidas por las guerrillas y el abandono del Estado a las víctimas de la guerrilla y el 27 de febrero de 1993, a petición nuestra, la Comisión Interamericana de DD.HH. de la O.E.A., nos concede una audiencia en su sede en Washington. Allí me hice presente y se le presentó un detallado informe escrito y un vídeo que los estremeció. Al finalizar la sesión, se nos reconoció como pioneros Latinoamericanos, debido a ser la única organización de victimas que adelanta esta labor, corriendo todos los riesgos, en medio de un conflicto armado. Y Ud no me desconoció.

· En el año 1993 publicamos el primer libro “Los otros derechos humanos” que mereció mención especial en la página editorial del periódico El Tiempo. Y Ud no me desconoció.

· Debido a la celebración en Viena, Austria, del Foro mundial de ONGs., y a la realización de la Conferencia Mundial de DD.HH. de las Naciones Unidas, nos hicimos presentes en la mencionada ciudad el 8 de Junio/93. En el Centro de Convenciones de Austria y en el seno de la plenaria, di lectura a una ponencia que gracias a la traducción simultánea, fue escuchada en varios idiomas por las delegaciones de más de 1500 ONG’s de todo el mundo. Y Ud no me desconoció.

· Don Enrique Santos Castillo (QEPD), padre del actual Presidente de la República y abuelo del Director de la revista Semana, me honró con su amistad y ordenaba como editor que mis denuncias fueran publicadas por el periódico El Tiempo, las que ud puede ver cuando quiera. Y Ud. no me desconoció.

· En el programa “Personajes “, del 3 de agosto de 1993, el escritor y periodista Plinio Apuleyo Mendoza, me entrevista como vocero del Comité Nacional de Víctimas de la guerrilla. Programa que contó con una especial invitación en la página editorial del diario El Tiempo. Y Ud. no me desconoció.

· En 1994 formulé denuncia Penal ante la Fiscalía General, contra Monseñor Leonardo Gómez Serna por sostener reuniones clandestinas con grupos guerrilleros, publicadas en la revista Semana. Y ud no me desconoció.

· En febrero de 1994 se publica el segundo informe sobre la situación de los derechos humanos en Colombia, por la Comisión Interamericana de DD.HH. de la O.E.A., en el que se condena enérgicamente por primera vez a la guerrilla por violar los derechos humanos y se resalta la labor del comité VIDA, pidiéndole al gobierno Colombiano, que frente a las inminentes amenazas de muerte, se me proteja la vida e integridad personal, como vocero de las víctimas de la guerrilla. Y ud no me desconoció.

· En 1993 y siguientes años visité en Estados Unidos las sedes de la Comisión Interamericana de derechos humanos de la O.E.A, el Departamento de Estado y a la Organización de Naciones Unidas, para presentar en audiencia nuestras denuncias sobre violaciones al Derecho Humanitario cometidas por los grupos guerrilleros

· Creación de las regionales de los Departamentos de Tolima, Huila, Valle, Meta, Cundinamarca y Santander, que no se pudieron concretar por el asesinato de nuestros miembros y amigos, los lideres liberales de Cundinamarca y el Meta, señora ANA PAZ GUZMAN y Don EDUARDO ROMERO, denunciados públicamente y en total impunidad. Desde entonces otros miembros se han visto forzados a asilarse en otros países, permaneciendo yo con este trabajo de frente en Colombia. Y ud no me desconoció.

· Realización del Primer y Segundo Foro Nacional de Víctimas de la Guerrilla, celebrado en Bogotá en 1995 y 1996 y que contó con delegaciones de varios Departamentos, del CICR, de la Procuraduría General como los hermanos Valencia Villa y de consejeros Presidenciales, como el Dr Carlos Vicente De Roux y el Dr Carlos Holmes Trujillo, Consejero de paz del entonces presidente Samper. Yo lideré y ud no me desconoció.

· En 1996, con las madres de los soldados secuestrados en Las Delicias, Caquetá, como vocero y líder del Comité nacional de víctimas de la guerrilla, Comité Vida, lideré marchas contra el secuestro y por la liberación de los secuestrados en Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla y Villavicencio, exigiendo la liberación de todos los secuestrados en Colombia. Para la marcha en Bogotá, me acompañó el doctor Juan Manuel Santos, hoy Presidente de la República, cuyas fotos están a su disposición en medios que cubrieron el evento. Entonces nos reunimos con el Presidente Samper en palacio. Y Ud. no me desconoció.

· En 1996 nos trasladamos a USA con una delegación de las madres de los soldados de las Delicias secuestraos por las Farc y la CIDH produjo un documento exigiendo a las Farc la liberación inmediata sin condiciones de todos los 60 soldados secuestrados. Y Ud. no me desconoció.

· El Presidente Samper, por petición mía y gestión humanitaria del Alto Comisionado de paz, Carlos Holmes Trujillo, ordenó la creación de la Consejería para la atención de las víctimas de la guerrilla. Y Ud. no me desconoció.

· Como le he expresado, he sufrido asesinatos de familiares, amigos y coordinadores del Comité Vida y el gobierno en el año 1997, desacatando la petición de la CIDH, me suspendió el servicio de seguridad que el Estado por petición internacional me brindaba por medio del DAS. Presenté acción de tutela en garantía de mi vida contra el gobierno colombiano, teniendo como resultado el fallo favorable de la Corte Suprema de Justicia, ordenando el restablecimiento del servicio de protección dadas las evidentes pruebas que demostraban el inminente riesgo contra mi vida, debido a mi labor como vocero de las víctimas de la guerrilla. Y Ud. no me desconoció.

· Aspiré al Senado de la República en las elecciones del 8 de marzo de 1998, con la sola propuesta de lograr justica y reparación de las víctimas de la guerrilla, como consta en la propaganda publicada en medios como El Tiempo y Caracol y radio. Y Ud. no me desconoció.

· En 1999, en acción humanitaria como defensor de derechos humanos y como agente oficioso de los 110 mil colombianos abandonados por el Estado en los 5 municipios de la zona de distensión entregada a las Farc en evidente suspensión de vigencia de los ddhh, presente acción de Tutela contra el despeje ordenado por el presidente Andrés Pastrana. En 2001 presenté denuncia penal contra el presidente Pastrana por la misma causa. Ambas acciones legales ampliamente divulgadas por los noticieros de radio, prensa y televisión. Y Ud. no me desconoció.

· 2000-2001, con el periodista Manuel Vicente Peña (QEPD), realizamos actividad pública en contra del despeje del Sur de Bolívar, para el ELN. Denuncia contra los negociadores del gobierno. Y Ud. no me desconoció.

· A la fecha he escrito 10 libros temáticos, 2 en coautoría, sobre el conflicto colombiano, derechos humanos, DIH y las víctimas de la guerrilla, que están a sus órdenes en la librería Lerner de Bogotá. Y Ud. no me desconoció.

· He sufrido varios intentos de asesinatos y amenazas serias de los grupos guerrilleros y de las AUC que me obligaron a salir del país asilado a España, para salvar la vida de mis pequeños hijos en 2004.Y Ud. guardó silencio.

· El 3 de marzo de 2011 al medio día recogiendo a mis pequeños hijos del colegio sufrí un atentado criminal a balazos frente al colegio y en medio de los niños que salían a esa hora. Quiso Dios que el vidrio blindado y la reacción de un escolta salvaran mi vida y la de mis pequeños hijos. Ud., como periodista, guardó silencio, pero no me desconoció.

· Desde entonces he denunciado a la fiscalía varias tentativas contra mi vida y contra mis hijos, que al igual que el asesinato de mi familia, están en completa impunidad y que se encuentran en conocimiento de la CIDH.

·Demandé la inexequibilidad de la ley de víctimas por excluir infamemente 35 años de victimas de las guerrillas desde antes de 1985. Ud. guardó silencio frente a semejante vulneración de derechos, pero no me desconoció.

·No puedo dejar de comentarle que el Comité nacional de víctimas de la guerrilla – Comité Vida, a diferencia de las otras organizaciones “defensoras de ddhh” y de víctimas, nunca ha recibido apoyo económico, ni contratos del Estado.

· En Octubre de 2012 realicé en Bogotá, la I Mesa nacional de víctimas de la guerrilla. Evento que planteó exigencias de verdad, justicia y reparación al gobierno nacional en su proceso con las Farc.

· Nos alistamos para realizar la II Mesa nacional de víctimas de la guerrilla y usted se pone muy nervioso y agresivo, como se nota en su columna.

· Es evidente que tiene claro que no tenemos ni la millonésima parte del capital de la Marcha patriótica de las Farc, a la que Ud. no le desconoce vocería.

· Por mi labor como activista por los derechos de las víctimas de la guerrilla he recibido reconocimiento escritos de personas tan importantes, entre otros, como Don Hernán Echavarria (QEPD), Consejero presidencial de ddhh, Jorge Orlando Melo, La organización Pax Christi, La H. CIDH de la OEA, Andrés Pastrana, Ministro de justicia, Carlos Medellin, Carlos Lleras de la Fuente, Director DAS Fernando Brito Ruiz, Ministro del Interior, Horacio Serpa, Presidente Cesar Gaviria, Comandantes de Ejército y de Fuerzas Militares, Congresistas, Obispos, embajadores….

Luego de este breve recuento de algunas actividades, le he demostrado tres cosas: Primera.- Que he sido por 22 años vocero indiscutible de las víctimas de la guerrilla a nivel nacional e internacional y que su pérfida pretensión de desconocerme la vocería no tiene sustento histórico y que por lo tanto no me “autoproclamo como legítimo vocero de las víctimas de la guerrilla”, sino que mi activismo y el reconocimiento de muchas personas y medios me han enaltecido con ese reconocimiento y que no es solo un “sonoro nombre” como Ud. ramplonamente lo expresa. Segunda.- Que espero que ahora usted comprenda que en la década del 90 y en media década del 2000, ningún colombiano medianamente cuerdo iba a poner su nombre en una organización que realizaba denuncias públicamente contra las Farc y el eln, pues era un acto suicida, como se demostró con el asesinato inmediato de varios de nuestros miembros en 1993 y 1994 y los intentos por asesinarme en Bogotá. Por esta razón solo mis hermanos, víctimas de la guerrilla como yo, unimos nuestros nombres para darle vida jurídica al Comité nacional de víctimas de la guerrilla- Comité Vida, al regreso de mi asilo en España, en un acto que exalta su generosidad humanitaria para sostener esta campaña en defensa de los derechos de las víctimas de la guerrilla y que Ud. ahora decide acabar con su tranquilidad, poniéndolos, injustamente, en la picota de su columna, para que las Farc o el eln y sus milicias procedan a asesinarlos. Y todo para pretender desconocer Ud. mi legítima vocería y trabajo de 22 años a favor de las víctimas de la guerrilla. Y Tercera.- Que mi vocería y defensa de los derechos humanos de las víctimas de la guerrilla desde 1991, no dependen de la existencia o no de ninguna organización legal, ni asociación, ni fundación, y que todo lo que hago, lo hago convencido de la legitimidad de esta causa y en el convencimiento que la paz no se puede construir sobre el cadáver de la justicia, ni pisoteando los derechos de las víctimas de la guerrilla.

Las organizaciones que comparten ideología con las Farc y que denuncian a los paramilitares y a las FFMM y que hacen vocería de “victimas del estado”, pertenecen a una sola familia, a la familia del partido comunista y Ud. no dice nada.

Dejo constancia que su descalificación al menospreciar y restar importancia a mi labor como activista defensor de derechos humanos de las víctimas de la guerrilla busca miserable y perversamente restar importancia a mi muerte.

Según usted quienes deberían formar parte de esta Fundación de víctimas de la guerrilla comunista? Iván Cepeda, Piedad Córdoba, Javier Giraldo, Gloria Cuartas….o Pastor Perafan?

Se equivoca Ud. en materia grave cuando afirma que las víctimas de las guerrilla deben simplemente “ser oídas”. No es cierta su mezquina e infeliz conclusión. A las víctimas de la guerrilla se les debe respetar íntegramente sus derechos a la verdad, la justicia y la reparación y no es aceptable la impunidad para las Farc, ni el eln. Le exijo RESPETO para las víctimas de la guerrilla y respeto a sus derechos plenos.

Espero haberle dejado muy en claro que mi activismo por las víctimas de la guerrilla no depende de usted,

Fernando Antonio Vargas Quemba

C.C. No. 19.308.347 de Bogotá

T.P. No. 75.976 del C.S. de la J.

Calle 74 A No. 22-31

comitevidacolombia@yahoo.es